Las Diosas y los Símbolos

 

En  la antigüedad el principio femenino se encarnó en diosas como Iris, Ishtar, Astarte y posteriormente en María. Ellas representaban no solamente el misterio del nacimiento corporal, sino también una sabiduría especial y única que unía a dioses con hombres por medio del milagro del nacimiento.

Los templos dedicados a las más importantes diosas del mundo antiguo, siempre tenían a una luna como símbolo primario de la diversidad. La luna es el reflejo del sol, es un espejo luminoso dirigido hacia los hombres. Así muchas divinidades en el pasado, representaban a diosa hermanas y amantes de otros dioses. La relación entre mujer y luna, era producto de la asociación de los ciclos menstruales de la mujer que coincidían con los de la luna, y por lo tanto, con mares y crecidas de ríos.

La diosa Madre en Mesopotamia era el centro de la religión cósmica de los babilónicos. Era el símbolo de la renovación constante y periódica de la vida. La tierra se percibía como madre, y todo el resto del mundo vivo eran hijos y estaban sometidos a sus leyes.

Virgo que en el zodiaco se representa por una virgen, en la antigüedad la virgen no era necesariamente la mujer que se iniciaba sexualmente, virgen correspondía a quien aún no se había unido en matrimonio. Así, la virgen era una mezcla de experiencia y pureza.

En el Tarot, la carta numero dos corresponde a la papisa. Ella representa a lo femenino como co-gobernador al mismo nivel que el principio masculino. La papisa es una revalorización sobre la reubicación de la mujer ante el hombre.

Y bueno, entonces como verás la mujer ha mostrado ser símbolo de muchas cosas sagradas y hermosas; así que cuídala, respétala y sobre todo ámala pues si la tratas con cariño no te imaginas las grandes cosas que podrás vivir con ella…

Sirexana

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: