La medida

Después de un buen tiempo de no escribir en este pequeño espacio, ahora regreso, no por que sea una fecha especial o un motivo en particular, simplemente porque quiero compartirles una pequeña historia…

 

 

En el reino de Cheng un hombre decidió comprar un par de zapatos nuevos. Se midió el pie, pero olvidó la medida en casa y se fue al mercado sin ella. Allá encontró al zapatero. “¡Oh!, me olvidé de traer la medida”, dijo, y presuroso regresó a su casa. Cuando volvió al mercado, la feria se había terminado y no pudo comprar los zapatos. “¿Por qué no se los probó?”, le preguntó uno de sus vecinos. “Me fío más de la regla”, respondió.

No pierdas las oportunidades por racionalizarlo todo…tal vez no vuenvan a suceder, quizá si pero de una forma diferente que probablemente no sean las que estabas esperando…Actúa por el placer de actuar y no por lo que ésta acción puede hacerte ganar.

 

 Sirexana

A %d blogueros les gusta esto: