Las Diosas y los Símbolos

 

En  la antigüedad el principio femenino se encarnó en diosas como Iris, Ishtar, Astarte y posteriormente en María. Ellas representaban no solamente el misterio del nacimiento corporal, sino también una sabiduría especial y única que unía a dioses con hombres por medio del milagro del nacimiento.

Los templos dedicados a las más importantes diosas del mundo antiguo, siempre tenían a una luna como símbolo primario de la diversidad. La luna es el reflejo del sol, es un espejo luminoso dirigido hacia los hombres. Así muchas divinidades en el pasado, representaban a diosa hermanas y amantes de otros dioses. La relación entre mujer y luna, era producto de la asociación de los ciclos menstruales de la mujer que coincidían con los de la luna, y por lo tanto, con mares y crecidas de ríos.

La diosa Madre en Mesopotamia era el centro de la religión cósmica de los babilónicos. Era el símbolo de la renovación constante y periódica de la vida. La tierra se percibía como madre, y todo el resto del mundo vivo eran hijos y estaban sometidos a sus leyes.

Virgo que en el zodiaco se representa por una virgen, en la antigüedad la virgen no era necesariamente la mujer que se iniciaba sexualmente, virgen correspondía a quien aún no se había unido en matrimonio. Así, la virgen era una mezcla de experiencia y pureza.

En el Tarot, la carta numero dos corresponde a la papisa. Ella representa a lo femenino como co-gobernador al mismo nivel que el principio masculino. La papisa es una revalorización sobre la reubicación de la mujer ante el hombre.

Y bueno, entonces como verás la mujer ha mostrado ser símbolo de muchas cosas sagradas y hermosas; así que cuídala, respétala y sobre todo ámala pues si la tratas con cariño no te imaginas las grandes cosas que podrás vivir con ella…

Sirexana

Anuncios

Un punto de vista distinto

 

¿Qué es lo bueno?, ¿Qué es lo malo?…con éstas dos preguntas inicio esta entrada.

Cada ser viviente tienen una distinta forma de ver las cosas, todo depende de cómo las miramos. Claro que ser parecido no es ser iguales, nuestra esencial diferencia es lo que nos distingue. Es cierto que todos vivimos en la misma realidad pero no en el mismo mundo mental, vivimos dándole a las cosas y a los hechos significados muchas veces opuestos a los de los demás. A  lo que en la lectura de algunas letras, me encontré con un pequeño chiste a manera de reflexión pero muy cercano a lo que escribo en estas líneas.

 

Una niña le dice a su madre:

-Mamá, por favor, dame dos pesos para un pobre señor que esta gritando en la calle…

– Por supuesto -responde la madre-. ¿Qué es lo que grita ese pobre señor?

-Grita: ¡Helados! ¡Dos sabores, dos pesos!

 

Espero que te haya gustado. Recuerda que las cosas pasan por una razón muy valiosa y que tarde o temprano notaras los resultados, todo depende de qué lado los veas…

Sirexana

 

Tengo el Placer…

Si de pronto todo lo que te sucediera bueno, malo, muy malo o muy bueno fuera tomado con placer quizá vivirías mejor o quizá simplemente tomarías las cosas de un forma mucho más positiva. Incluso una enfermedad puede ser tomada con placer, puesto que no se trata de tener placer sólo de lo sublime.

Este ejercicio lo he llevado por corto tiempo pero me ha funcionado, realmente el concepto de las cosas por muy mínimas puede ser de una forma diferente.

Dice el maestro Alejandro Jodorowsky: Tengo el placer…” No es un juego, pero si les gusta lo pueden jugar a cada momento de sus vidas”

Digo yo, no es difícil solo es cuestión de que todo lo hagas “Con placer” y es esa parte que a todos nos gusta…

Sirexana

A %d blogueros les gusta esto: