¿Existe vida después de la muerte?

Según los Egipciós

Los egipcios creían que cada persona poseía un cuerpo físico y un “ka” (una fuerza de vida que continuaba después de la muerte). Su ka podría necesitar el mismo sustento que una persona viva, además del entretenimiento y sus herramientas de comercio. Todos estos elementos eran colocados en su tumba. Principalmente el ka precisaría reunirse con el cuerpo físico, razón por la cual los cadáveres eran momificados. Los muertos necesitaban reunirse con su ka para alcanzar la vida después de la muerte pero, como el cuerpo físico no podía viajar desde la tumba al submundo, el “ba” de la persona, o personalidad, lo hacía. Una vez que el ba y el ka se unían, hacían su viaje final al cielo, a la luz del sol y a las estrellas, donde el muerto resucitaba como un “akh” (o espíritu) y vivía para siempre.

 

Según los Mayas

Según los zinacantecos que viven en Chiapas, al morir el espíritu sale del cuerpo en forma de mosca. Durante nueve días reconstruye sus pasos en la Tierra y luego inicia su camino hacia el otro mundo. Tras atravesar un río sobre la espalda de un perro que lo asiste a cruzar, llega a una encrucijada: el camino de la izquierda es amplio y lleva a K’atinbak (el lugar de “los huesos quemándose”) mientras el derecho es sinuoso pero conduce al “cielo” (Vinajel).

 

En la actualidad

La creencia general es que cuando morimos el lazo que nos unía con nuestro cuerpo vivo se rompe y nuestra alma se desprende hacia un camino, supuestamente al cielo, al purgatorio o al infierno según la vida terrenal que llevamos.

En el camino hacia el paraíso vemos nuestra vida de forma rápida, según los testigos, donde nos muestran lo malo y lo buenos de nuestra vida sin ningún reproche o castigo por estas.

Muchas personas han llegado ha ciertos puntos en su “viaje”, normalmente no pasan completamente el túnel. Pero quienes “atraviesan el portal”, dicen haber visto ciudades de belleza inenarrable, sentimiento de amor y paz permanente inigualable para un ser vivo y como si esto fuera poco, no sienten dolor alguno y tienen mucha claridad mental. Normalmente los que llegan a estas etapas no quieren regresar, pero alguien les dice que no ha llegado el momento de su muerte.

Un amigo curiosamente me platicó una hipótesis personal, él dice que una persona cuando muere pasa a una dimensión paralela a ésta y que no sabe realmente que ha muerto, si no que sigue su vida igual a como la conoce, con la misma familia, las mismas personas, amigos, etc. todo igual y que realmente la muerte de una persona es como un tipo de castigo para nosotros y por eso la perdemos, sin en cambio la persona que muere por eso se encuentra en un lugar de paz y no sufre.

Que tal….entonces realmente serán alucinaciones, mundos paralelos, cielo e infierno…La verdad es que a ciencia cierta no se sabe que es lo que pase cuando la muerte nos alcanza, lo que si es seguro es de que nadie nos salvamos de sufrirla o gozarla en su defecto,que vida solo hay una y hay que disfrutarla, y si nos equivocamos pues total aprendemos, nos levantamos y seguimos adelante una y otra vez, hasta encontrarnos con nuestros seres queridos que ya no están con nosotros…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: